EL TEJIDO PARA EL DEPORTE Y AYAPUNT, EN CONTINUA EVOLUCIÓN

En paralelo a la evolución de la práctica del deporte en los centros, el sector de la indumentaria deportiva colegial ha evolucionado de un modo constante durante las últimas décadas, adaptándose a las demandas de los niños y refinándose cada vez más las prestaciones que ofrece. En Ayapunt, siempre comprometidos con el deporte, nunca hemos escatimado inversión en I+ D+ I para estar a ala vanguardia de los mejores artículos que nos garanticen ofrecer para nuestros peques las mejores prendas deportivas.

El sector de la indumentaria deportiva se encuentra en una etapa de desarrollo constante, en continua evolución y en Ayapunt evolucionamos en paralelo y en la misma medida, siempre atentos a todas las innovaciones del sector textil. La evolución del binomio textil-deporte se resume a lo largo del tiempo en cómo las prendas han evolucionado para adaptarse a las necesidades de los usuarios. Ello conlleva necesariamente más inversión en I+D dedicado a estudiar el impacto fisiológico de las prendas deportivas sobre el rendimiento de los más pequeños y atendiendo sobre todo a las características que debe ofrecer la indumentaria textil para la práctica del deporte y que se corresponden con seguridad y prevención de riesgos para nuestros hijos así como en una mejora del rendimiento (fuerza,

Innovación y tejidos tecnológicos
Innovación y tejidos tecnológicos

movilidad, elasticidad, resistencia, velocidad); confort y termorregulación.

A la vanguardia de las innovaciones en tejidos encontramos los novedosos tejidos termorreguladores. Por un lado, están los tejidos ionizados, que encapsulan dentro de la fibra iones negativos. Estos iones negativos aumentan la temperatura del cuerpo y por ende el riego sanguíneo, con lo que en primer lugar, la musculatura funciona mejor, se contrae de forma más eficiente; y en segundo lugar, se elimina más rápido el ácido láctico que genera el cuerpo al hacer deporte y reduce la fatiga. Por otro lado, los tejidos biocerámicos tienen el mismo objetivo: ayudan a captar los infrarrojos de largo alcance con lo que se consigue mantener una temperatura constante en el músculo, es decir la termorregulación.

Especial énfasis cabe hacer también en la búsqueda en el incremento del confort del niño. Esto se consigue, entre otros factores, controlando el nivel de humedad de las prendas, con tejidos transpirables que evitan que la ropa quede mojada, cree incomodidad o pese. Otro ejemplo son las piezas con sistemas de refrigeración y aislamiento, como por ejemplo el X-bionic, que mantiene la temperatura interna del cuerpo gracias a unos canales internos del tejido y que funciona como un circuito cerrado de refrigeración: expulsa el vapor pero se queda el líquido que refrigera el cuerpo, cosa que ayuda a mantener una temperatura, evitando que suba la misma. Aunque sudar sea bueno para la piel, sudar demasiado hace que la temperatura interna suba mucho. Con este sistema, se mantiene una temperatura estable a pesar del sudor. La regulación constante de la temperatura también se consigue con fibras huecas, que crean canales de aire; microcápsulas; cámaras de aire en tejido 3D; o nanotecnología.

Innovación en tejidos
Innovación en tejidos

¿ Hacia donde vamos? La tendencia actual es una vuelta a los orígenes y como no es posible la desnudez total de los atletas, se tiende cada vez más a ir más ajustado, con menos costuras, proporcionando mayor libertad de movimientos y a tejidos que casi ni nos enteremos que los llevamos y que nos ayudan a mejorar nuestro rendimiento.

La búsqueda está centrada en el desarrollo y comercialización de textiles inteligentes aplicados al deporte. Estos tejidos inteligentes, a diferencia de los tejidos convencionales que siempre mantienen sus propiedades en función de su entorno, sí que pueden convertirse en una segunda piel. Todas estas alteraciones en sus propiedades aproximan al textil a una segunda piel y lo hacen capaz de ser interactivo. Así, una serie de elementos que antes eran propios de la electrónica y con formato rígido, como los sensores, ahora se convierten en un textil innovador y funcional.

Como véis, hoy hemos hablado de un mundo de posibilidades por descubrir dentro del sector textil, un mundo en el que Ayapunt ya se encuentra inmerso para ofrecer siempre los artículos más novedosos e innovadores.

Y tú ¿conoce o has utilizado ya alguno de estos nuevos tejidos inteligentes? ¿Qué te parecería que Ayapunt los incluya en su gama de tejidos para artículos colegiales deportivos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *