AULAS DE CALOR EN ANDALUCIA

El fin de curso 2017 ha llegado a su fin con una inesperada ola de calor que no ha hecho más que avivar el intenso debate generado en la comunidad escolar ya hace unos años referente a la carencia de aire acondicionado en los centros públicos del país. Las altas temperaturas, sobre todo en la zona sur, a partir de la primavera son bastantes frecuentes y este año en concreto se han visto agravadas por la súbita ola de calor que ha disparado los termómetros de todo el país. El resultado ha sido una situación insostenible en los centros donde las temperaturas han sobrepasado con creces los 30 grados, sin aire acondicionado y con decisiones in extremis, como aquella de la Junta de Andalucía de permitir la falta a clase de los niños sin necesidad de justificación alguna debido a lo preocupante de la situación.

Calor en las aulas
Calor en las aulas

Todo ello, ha generado de nuevo un intenso debate dentro de la comunidad escolar ante el enfado generalizado de los padres, trasladándose a las esferas políticas, lo cual ha generado sino aún más controversia debido a la disparidad de opiniones. En concreto en Andalucía, la ex-consejera de Educación de la Junta de Andalucía, Adelaida de la Calle, sostuvo que el aire acondicionado “no es una solución” a las condiciones climáticas de las aulas, y que “no es aconsejable” que en espacios con niños “existan este tipo de instalaciones” que “evidentemente, no son obligatorias”.

El aire acondicionado, en este sentido, “beneficiaría pero perjudica” y las directrices europeas y andaluzas apuntan a que, “como medida de salud”, no es aconsejable, explicó la consejera de Educación a preguntas de los periodistas acerca de la movilización generada por la plataforma ‘Ampas Sevilla’, que exige, bajo el lema ‘Queremos estudiar en aulas, no en saunas’ (#AulasSiSaunasNo), una solución a la falta de climatización en los centros educativos durante los meses de calor”.

La respuesta de la Junta al respecto se limitó a señalar que se está “renovando progresivamente” las instalaciones de su parque de centros escolares propiciando espacios abiertos en sus proyectos constructivos y desarrollando otras medidas como pueden ser “generar espacios de sombras, poner entoldados, o vegetación.

Calor en las aulas
Calor en las aulas

Desde Ayapunt, queremos llamar a la concienciación sobre una problemática que se repite año tras años en los colegios de nuestra comunidad con la subida de las temperaturas en el fin de curso y dónde la ausencia de aire acondicionado convierte las aulas en verdaderas saunas. Dar clase en esas condiciones debe ser casi imposible máxime cuando la normativa estatal establece un tope de 27 grados en los centros de trabajo en los que se desarrollan actividades sedentarias propias de oficina. En este sentido, nuestros colegios se convierten en una excepción al estar las competencias en educación transferidas desde el Gobierno central a las comunidades autónomas, sin embargo del mantenimiento de los centros se ocupan los ayuntamientos. Este reparto de competencias provoca que las administraciones se lancen la pelota y el problema se perpetúe en el tiempo.

No obstante, las asociaciones de padres y madres se están moviendo con acciones reivindicativas en varios frentes. Fampa Sevilla, que aglutina a más de 600 Ampas de la provincia, ha cerrado una recogida de firmas en la plataforma «change.org» que ha conseguido 4.615 rúbricas y que las van a presentar ante el Defensor del Pueblo, el Ministerio de Educación, el Ayuntamiento de Sevilla, la Delegación Territorial de Educación y la Junta de Andalucía. La petición, encabezada por el título «si los edificios públicos tienen aire acondicionado ¿por qué los centros escolares no?», relata en su escrito que las altas temperaturas son la causa de que en las aulas se produzcan «desmayos, vómitos, mareos, inflamaciones oculares, sangrado de la nariz, bajo rendimiento, agotamiento o sudoración excesiva». Los informes de la OCDE son claros y explican que la temperatura alta suele ir asociada a un peor rendimiento.

Nos encontramos ante un tema de extrema seriedad en cuanto atañe a la salud de nuestros hijos y por tanto, desde Ayapunt, siempre comprometidos con la seguridad y el confort de los más pequeños, queremos unirnos a las protestas y reivindicaciones de los padres que desean un entorno escolar de confort y seguridad para sus hijos.

¿Y tú que opinas sobre la ausencia de sistemas de refrigeración en los colegios andaluces.? ¿Has apoyado o apoyarías alguna plataforma de protesta al respecto?

Estudiar en una sauna: los colegios, sin aire acondicionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *