Las uniformidades colegiales más atrevidas

Corren otros tiempos, incluso para el uniforme.  Atrás quedan ya las sobrias uniformidades basadas en los cuadros escoceses. Si nos proponemos hacer un recorrido entre las múltiples tendencias en estilos de uniformes que podemos encontrar actualmente podremos sacar conclusiones.

Los nuevos e innovadores colegios privados que están naciendo en todo el ámbito nacional apuestan por modernos estilos de uniformidad que les confiera el ansiado prestigio y distinción frente a los demás. La clave es no pasar desapercibidos y que su uniformidad sea rápidamente reconocida.

Todo tipo de colorido está permitido, desde los verdes pistachos hasta los rojos fresas pasando por toda la gama que va desde los azulones hasta los turquesas, menos abundantes son aquellos que se atreven con los fucsias, y los naranjas pero también los hay. El resultado una uniformidad que destaca por la alegría de su colorido y que no resultará indiferente a nadie.

En cuanto a prendas cada vez se opta más por la comodidad adoptando artículos de carácter más informal como pueden ser el pantalón multibolsillos o la chaqueta de canalé. En cuestión de faldas, el último grito parece ser la falda pantalón destacando sobre todo por la comodidad que ofrece. La encontramos también en su vertiente más deportiva para las niñas colándose en la uniformidad de deporte. Ésta no pasa desapercibida tampoco para los nuevos colegios religiosos que ven en ella una perfecta combinación de seriedad y comodidad.

En el sector público las nuevas tendencias se encuentran más limitadas, sobre todo en base al presupuesto que suele ser menor que en el sector privado. La innovación y la distinción en el uniforme incide directamente en el coste de éstos. Por  lo que esta opción queda relegada generalmente a los colegios privados más elitistas y de mayor poder adquisitivo. En definitiva el diferenciarse cuesta dinero. Por el contrario la tónica entre  los colegios públicos sigue siendo el optar por una uniformidad básica basada en colores lisos y sin grandes complejidades.

Cabe destacar una última tendencia, popularizada a través de famosas series de televisión que mueven millones de espectadores, donde podemos encontrar provocativas y extravagantes uniformidades en las que abundan el tejido vaquero, los estampados más variopintos,  las falditas en su más corta dimensión, los rombos y rayas junto al estilo más rockero.

En definitiva las uniformidades  en su vertiente “más fashion”, el uniforme sucumbe también a los encantos de la moda.

Definitivamente corren otros tiempos, en los que en cuestión de uniformidades podemos encontrar “todas formas y colores” , desde el más innovador colegio de hoy en día a la simplicidad y sencillez del público pasando por el serio colegio elitista que aún busca la sobriedad y el corte clásico en el uniforme, decantándose por grises y marinos en lo que a colores se refiere y el blazer y la corbata como prendas estrellas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.